Consciencia ambiental, ¿Sabias que?
Los gases contaminantes se encuentran en mayores concentraciones en espacios interiores. Las plantas mejoran tu calidad de vida al eliminar contaminantes del aire que respiramos, aquí te mostramos como lo hacen:

Problemática global actual

Actualmente más del 50% de la población mundial vive en zonas urbanizadas, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para el año 2050 se estima que aumentará hasta el 70% de la población.
Infografía de Indice de población, UNICEF, 2012
Dentro de los problemas que están afectando la calidad de vida en las ciudades a causa del rápido crecimiento poblacional se encuentran: la oferta de vivienda, el desempleo, la demanda de recursos vitales como el agua y comida, el aumento acelerado de gases contaminantes nocivos a la salud, así como la reducción de áreas verdes. 

Gases contaminantes en espacios interiores

En el 2002, la Organización Mundial de la Salud (WHO, 2002) reportó más de 1.6 millones de muertes por año, 3 muertes por minuto, resultado de la contaminación del aire en el interior de edificios, oficinas, hospitales o escuelas.
Dentro de estos padecimientos se encuentran asma, cáncer y algunos desórdenes neurológicos como somnolencia, baja concentración así como una disminución en la productividad diaria (Wolverton, 2012).

El Dióxido de Carbono (CO2), es el gas contaminante que predomina en el interior de estos inmuebles y es emitido cada vez que exhalamos; la concentración en interiores es de 40,000 ppm aprox. que es 100 veces más alta que la presente en el exterior.
Si le sumamos los gases contaminantes emitidos por diversas actividades humanas como el uso de productos de limpieza, de construcción o de aparatos electrónicos, los niveles de gases nocivos pueden aumentar rápidamente en entornos cerrados de alta ocupación.

De acuerdo con las regulaciones ambientales, el límite permisible máximo de concentración de CO2 en interiores, debe ser menor a 1000 partes por mil (ASHRAE, 1999).

Solución


Las PLANTAS han servido para el suministro de alimento, medicinas, ropa, herramientas, así como una gran cantidad de artículos que han aportado múltiples beneficios y facilitado nuestra forma de vida.

Joseph Priestley (1977), notó la influencia de las plantas para mejorar la calidad del aire y de vida de las personas. Demostró la necesidad del intercambio gaseoso entre éstas y su atmósfera. Se le conoce como el pionero en las investigaciones sobre la influencia de las plantas para mejorar la calidad del aire que respiramos.

Las plantas, a través de numerosos mecanismos tienen el potencial de mejorar la calidad del aire. Algunos de estos mecanismos incluyen:
  1. Absorción de gases contaminantes y partículas de polvo y/o aerosoles en sus hojas y eliminación de estos por procesos metabólicos.
  2. Eliminación de Dióxido de Carbono y producción de Oxígeno a través de la fotosíntesis.
  3. Incremento de los niveles de humedad a través de la transpiración de las hojas y la raíz.
  4. Reducción del polvo y aerosoles transportados por el viento

En conclusión

Actualmente está demostrado que las plantas, pueden aumentar la concentración de Oxígeno en espacios interiores, además de mejorar la calidad del aire que respiramos. Las plantas ayudan psicológicamente, reduciendo el estrés, promoviendo la salud física y emocional para un desarrollo adecuado de las activida­des cotidianas, lo que lleva a mejorar la calidad de vida de las personas.
0